Esta entrada es mi traducción al español de The Ultimate Guide to Summarizing Books: How to Distill Ideas to Accelerate Your Learning publicada por Tiago Forte en su blog Praxis. Aquí puedes leer la publicación original. Esta entrada no contiene ningún enlace de afiliación y la publico con el consentimiento de su autor.

En 2016 me leí 57 libros. Leí como si se me estuviera acabando el tiempo.

Sentía que era un logro y, sin embargo, al final del año, apenas podía recordar ni una sola idea útil de cada libro.

Este momento fue un punto de inflexión. Me di cuenta de que muy poca de la información que estaba consumiendo se me quedaba en la mente.

Tomar notas de los libros que leí fue un gran comienzo, pero no fue suficiente. No me sirvió de nada dejar esas notas en un programa de software como si fuera un archivador mohoso en el sótano que no volvería a ver la luz del día.

Me di cuenta de que, si quería sacar provecho de estas lecturas, necesitaba comprometerme con los libros que leía a un nivel mucho más profundo. Necesitaba hacer algo con ellos. De lo contrario, continuaría consumiendo información pasivamente sin recordar a largo plazo lo que iba aprendiendo.

Decidí bajar el ritmo, elegir cuidadosamente un número mucho menor de libros, y guardar las notas de esos libros en un sistema de gestión del conocimiento, al que llamo mi «segundo cerebro». Decidí que prefería absorber profundamente la sabiduría de un puñado de libros que leer docenas de ellos a toda velocidad.

Los 14 resúmenes de libros que he creado desde entonces han cambiado la trayectoria de mi negocio y de mi trabajo. Han atraído más de 125.000 visitas en el último año y, como parte de mi membresía en Praxis, respaldan un negocio de suscripción anual de seis cifras:

Resumir un libro requiere una cantidad de creatividad sorprendente. La verdad es que son mucho más que resúmenes, en realidad son reinterpretaciones. Al elegir ciertos aspectos en vez de otros y decidir cómo se van a presentar, estoy interpretando el libro desde mi visión personal.

En vez de disculparos por esto, os animo a que lo aceptéis. Como cualquier otra exposición, tu resumen contiene sesgos, pero puede que se trate de sesgos útiles. Puede estar sesgado hacia la utilidad, hacia la relevancia y hacia la capacidad de entrar en acción.

Las entradas de blogs no son libros en miniatura. Cuando se cambia la longitud, la naturaleza del texto también cambia.

Puede que un libro se desarrolle de forma paulatina ayudándose de historias antes de llegar al punto culminante, mientras que una entrada en un blog exige que se comience con el argumento principal. Un libro puede incluir anécdotas personales del autor o de la autora, mientras que los resúmenes de las entradas del blog tienen que ser más directos y prácticos. Los libros repiten una y otra vez los mismos aspectos desde diferentes ángulos, mientras que una entrada de blog sólo necesita abordar cada cuestión una sola vez.

Las autoras y los autores de libros tienen que escribir para la mayor audiencia posible, para la más amplia gama de niveles educativos, contextos culturales y cultura general. Tienen que asumir que sus lectores y lectoras saben poco o nada sobre el tema, por eso da la impresión de que muchos libros «deberían de haber sido una entrada de blog». El mercado de la industria editorial exige que las tendencias dominantes triunfen.

Tú no cuentas con estos mismos límites. Tienes un público concreto al que conoces. Sabes lo que suelen pasar por alto, lo que necesitan y lo que desean. Por lo tanto, puedes darte el lujo de ser MUCHO más exigente y de tener una opinión concreta.

De hecho, creo que le debes a tus lectores y lectoras el ser muy tajante. Confían en ti para que les digas qué es lo esencial del libro, qué aspectos son los más originales e importantes. Dependen de ti para entrar en la cueva y salir con las piedras más preciosas. Tú te lo has currado, y ahora estás allanando el camino para que puedan seguir tus pasos.

No es un proceso fácil. Cada resumen requiere de 10 a 20 horas de trabajo intelectual. Pero si echo la vista atrás en estos últimos años, estas horas suponen algunas de las horas más valiosas que he empleado en construir una audiencia fiel, y en última instancia, crear el contenido y los cursos que alimentan mi negocio.

En este artículo comparto con vosotros los enormes beneficios que he experimentado al resumir estos libros, lo que he aprendido de la experiencia y el proceso que he desarrollado para hacerlo de la manera más eficiente posible.

Entremos de lleno en cada uno de los beneficios de resumir libros, más o menos en el orden en que aparecen:

  1. Me permite absorber las lecciones del libro a un nivel mucho más transcendental.

2. Crea pilares fundamentales para mi pensamiento y mi producción creativa.

3. Mejora mi escritura a través de la imitación.

4. Contribuye al crecimiento de mi audiencia a través de mi newsletter.

5. Me conecta con gente influyente.

6. Expande mi visibilidad y credibilidad en comunidades online.

1. Me permite absorber las lecciones del libro a un nivel mucho más transcendental

Resumir un libro requiere un nivel de compromiso mucho más profundo que leer de forma pasiva.

En el momento en que decido resumir un libro, es como si de repente mi visión se agudizara. Empiezo a prestar más atención y a leer con un juicio más crítico. Estoy menos dispuesto a darle al autor el beneficio de la duda. Empiezo a cuestionar sus declaraciones y conclusiones y a examinar las evidencias que aporta.

Mientras decido qué destacar, lo que supone el primer paso a la hora de resumir, practico el pensamiento crítico: la habilidad de decidir qué es relevante y qué no, qué es importante y qué no, y qué es interesante y qué no. Estoy entrenando mi habilidad para percibir lo más relevante y valioso.

Cuando resumí The Complete Guide to Landing a Book Deal (la guía definitiva para que te publiquen un libro), por ejemplo, me dio una enorme claridad sobre la propuesta del libro que estaba escribiendo en ese momento. Había muchos consejos sobre qué hacer y qué no hacer, pero solo cuando los escribí con mis propias palabras los asimilé por completo. Una vez lo hice, fue mucho más fácil ver qué partes del conocimiento convencional quería seguir, y cuáles quería ignorar.

Resumir un libro requiere hacer juicios de valor en cada etapa del proceso. Esto te obliga a pensar más detenidamente en el material y reflexionar sobre cómo quieres aplicar esta información novedosa a tu vida.

Resumir libros merecería la pena aun si el único beneficio fuera aprender de forma más profunda. Pero este solo es el primer paso.

2. Crea pilares fundamentales para mi pensamiento y producción creativa

Una vez empecé a profundizar más en los libros, comencé a notar algo: el conocimiento que obtenía se transformó en pilares fundamentales para mi pensamiento y mi producción creativa.

Esto no sucede con los libros que leo de forma más casual. Puede que tenga una vaga idea de cómo mis ideas están conectadas con algo que leí hace mucho tiempo, pero sin un resumen, recuperarlo supone demasiado esfuerzo.

He descubierto que puedo enlazar las mejores ideas de los libros resumidos en mi blog directamente como fuentes específicas y concretas. Puedo escribir algo del estilo de «tal y como se mencionaba en Emergent Strategy...» y enlazar mi propio resumen, en lugar de enlazar a Amazon y esperar que mis lectores y lectoras lean un libro entero para entender de qué estoy hablando.

Ese enlace los lleva a otro lugar dentro del mundo de ideas que estoy creando. Los dirige hacia un artículo escrito por mí, en mi propio idioma, con mi propio marco. No tengo que interrumpir lo que estoy escribiendo para explicar todo el trasfondo, ni tengo que dejar a mis lectores y lectoras atrás.

Así es como mi blog se convierte en algo más que la suma de sus partes, con mis entradas creando una red interconectada de pensamiento que otras personas pueden seguir en cualquier dirección y leer en cualquier orden. Puedo construir una idea sobre otra, lo que me permite llevar a mis lectores y lectoras conmigo en mi propio viaje sabiendo que pueden seguir mis pasos. Al compartir ese conocimiento, soy capaz de avanzar más y de forma más rápida con mi razonamiento sin tener que detenerme a explicar el trasfondo una y otra vez.

Bajo esta forma de pensar se trata de ser más una investigadora que una consumidora pasiva. Cuentas con un cuerpo de investigación que vas aumentando y refinando con el tiempo; tienes hipótesis y preguntas que, si son respondidas, te acercarán al objetivo de tu investigación; también eres parte de una red de colaboradores que comparten constantemente sus pensamientos y construyen sobre el trabajo de los demás.

Los resúmenes de tus libros son los ladrillos en el edificio de comprensión que estás construyendo.

3. Mejora mi pensamiento y mi escritura a través de la imitación

Con el tiempo me di cuenta de otra cosa más: al resumir un libro habitaba el estado mental del autor.

Mientras resumía el libro La vida secreta del cerebro: cómo se construyen las emociones, empecé a ver las emociones con los ojos de un neurocientífico. Mientras resumía The World Beyond Your Head, me volví de pronto hiperconsciente de cómo me afectaba cada pequeña distracción.

Incluso me di cuenta de que empecé a escribir y hablar como el autor o la autora. Pasar de diez a veinte horas con la forma de pensar de alguien es una cantidad significativa de tiempo. Más que leer un libro, se parece más a hacer unas prácticas o tener clase con alguien.

Un consejo clásico de escritura es imitar la forma de escribir de tus autores y autoras favoritos, a mano y palabra por palabra. Esto equivale a imitar los movimientos de una atleta o el estilo característico de un músico.

Creo que resumir libros está en la misma línea: al imitar los patrones de pensamiento y el lenguaje de la persona cuyo trabajo estás resumiendo, llegas a habitar la mente de estos profesionales. Es incluso mejor que imitar en sí: estás jugando con sus palabras de forma ingeniosa, tejiendo sus propias explicaciones.

Uno de los momentos más fascinantes es cuando encuentro el mismo desafío u obstáculo al tratar de explicar algo que los autores o autoras. Entiendo lo que estaban tratando de hacer y cómo sopesaron las opciones que tenían. Observar cómo finalmente superaron estos obstáculos proporciona un nivel de comprensión mucho más profundo que sólo ver el resultado final.

Y de vez en cuando, incluso encuentro una manera mejor de explicar ciertas ideas que ellos y ellas. Es como una colaboración a distancia en la que ni siquiera saben que estamos implicados.

4. Contribuyen al crecimiento de mi audiencia a través de mi newsletter

Por muy poderoso que pueda ser el correo electrónico como medio de comunicación, existen importantes barreras para conseguir que la gente se suscriba. Ya reciben demasiados correos electrónicos y ni siquiera pueden consumir el contenido que ya les llega. ¿Qué les ofreces tú para que no se lo quieran perder?

Resumir libros es una manera excelente de entrar en el radar de la gente. Puesto que a menudo ya tienen la intención de leer uno de estos libros, verán el leer un resumen como un ahorro de tiempo al compararlo con el tiempo necesario para leer el libro completo.

Aprovecho la reputación existente de un libro y su autor o autora y conservo las mejores ideas para todas esas personas que están demasiado ocupadas para leerlo ellas mismas. En lugar de pedirles que me hagan un favor (¡eh, por favor, leed mi entrada!) parece que les estoy haciendo un favor (¡eh, aquí tenéis un resumen de quince minutos en lugar de un libro de cinco horas!).

Por ejemplo, Supersizing the Mind: The Science of Cognitive Extension fue uno de los libros más fascinantes, pero más agotadores que he leído. Está escrito como un ensayo académico, con innumerables explicaciones técnicas, ejemplos excesivamente detallados y caminos tortuosos hacia temas relacionados. Sabía que las ideas que contenía este libro eran de importancia para cualquiera que trabajara en el campo de la gestión del conocimiento, pero también sabía que muy pocos serían capaces de dedicarle las casi veinte horas que me llevó leerlo.

Ahora tengo un resumen conciso del libro que puedo enviar a la fundadora de una empresa, a un desarrollador de software o a una profesora que pueda beneficiarse de los avances más recientes en este campo.

Todo esto se reduce a un hecho: cuando le ahorras tiempo a la gente, te lo agradecen. Quieren saber más de ti. Por eso se suscriben, les dicen a sus amigos que se suscriban, y comparten tus enlaces en las redes sociales: porque les has brindado valor por adelantado.

5. Me conecta con gente influyente

Con el tiempo, empecé a ganar la suficiente atención pública para poder llegar a los autores y las autoras de los libros.

Ponte en el lugar de una autora: has publicado un libro fantástico. La gente ha oído hablar de ti. Todo el mundo quiere hablar contigo. ¿Cómo priorizas la forma en que pasas tu tiempo publicitando tu libro?

Evidentemente, vas a dar prioridad a las personas que ya han invertido su tiempo para hacer tu trabajo más accesible. Vas a favorecer a aquellas personas que se han tomado la molestia de difundir tus ideas a su propio público.

Después de publicar mi resumen de How to Take Smart Notes, me puse en contacto con el autor, Sönke Ahrens, y él accedió a concederme una entrevista para mis suscriptores y suscriptoras. Un par de cientos de personas asistieron a la llamada en vivo, y la grabación ha sido vista más de 10 mil veces en YouTube. ¡El resumen de mi libro está más arriba en Google que la propia página web del libro!

No subestimes este aspecto: con el tiempo, este tipo de relaciones pueden tener un impacto dramático en tu carrera, tu negocio y tu vida. Estas son personas a las que no puedes comprar acceso. No serán sobornados o halagados. Son personas que se preocupan por las ideas, y el camino hacia su corazón es solo a través de las ideas.

Recuerda que no te deben nada, y no debes esperar nada. Tomar contacto debe ser considerado como algo extra, ya que nunca se sabe quién estará dispuesto o dispuesta a conectar.

Pero si responden, pueden ser colaboraciones increíblemente fructíferas para ambas partes.

6. Expande mi visibilidad y credibilidad en comunidades online

Un efecto secundario inesperado de escribir estos resúmenes de libros ha sido la exposición que me han dado a las comunidades online existentes.

El número de comunidades en las que se puede participar de manera significativa siempre será muy limitado porque existen muchas. No puedes estar en todas partes a la vez, ni deberías intentarlo.

Sin embargo, los resúmenes de libros son únicos en su capacidad de colarse en las conversaciones. Debido a que se centran en proporcionar valor en lugar de autopromoción, la mayoría de los moderadores de comunidades permitirán que se compartan. A menudo, estarán agradecidos porque proporciones un valioso punto de partida para conversar, ya que su preocupación es mantener a la comunidad involucrada.

Es probable que las comunidades ya conozcan los libros de su nicho, así que están preparadas para recibirlos. A varios grupos de finanzas personales les encantó leer mi resumen del libro You Need a Budget: 13 Parallels Between Money and Productivity (solo para miembros). A veces, quienes cuentan con grandes audiencias o incluso el propio autor o la autora compartirán su resumen con su respectivo público, lo cual es una introducción personal para miles de lectores y lectoras ansiosos.

Resumir un libro y compartirlo con un grupo de personas que ya han manifestado su interés en él es lo opuesto al spam. Es una forma generosa, honesta y útil de contribuir al conocimiento de los demás.

Es mucho más probable que así esas personas te sigan, se suscriban a tus servicios y te den información útil sobre tu trabajo.

Cómo decido qué libros resumir

Fíjate en que ninguno de los libros que he resumido son superventas. No tendría sentido, porque los superventas ya son muy conocidos. A menudo están disponibles en muchos formatos y ya suelen estar resumidos en internet.

En lugar de superventas, busco libros que estén en el límite de los temas que me interesan. Aquellos que mis seguidores y seguidoras no encontrarían si no fuera por mi resumen. Busco temas en los que pueda impactar, temas que conecten ideas o grupos de personas que probablemente tengan respuestas a las preguntas que se hacen en común.

En mi resumen de The Body Keeps the Score: Brain, Mind, and Body in the Treatment of Trauma, por ejemplo, tenía curiosidad por saber cómo los recientes avances en nuestra comprensión del trauma podrían arrojar algo de luz sobre las luchas de la gente con la concentración y el compromiso. Había escuchado una entrevista con el Dr. Gabor Maté en el podcast de Tim Ferris y me fascinó cuando relacionó el mal diagnóstico de TDAH con un trauma infantil. Quería no solo explorar esa conexión por mí mismo, sino construir un puente entre el trabajo del Dr. Bessel van der Kolk y el mundo de la productividad, donde muchos lidian con déficit de atención.

Cuando resumí el libro de adrienne maree brown, Pleasure Activism, quise entender mejor la relación entre la productividad y el disfrute. Había notado que las personas más efectivas disfrutan profundamente del trabajo que hacen, y quería exponer a mis lectores al desvergonzado abrazo al placer de Brown como principio organizador.

Como tercer ejemplo, resumí mis ideas favoritas del libro Trekonomics, una divertida exploración de la economía del universo ficticio de Star Trek. En ese universo, cualquier producto puede ser fabricado de forma gratuita, lo que significa que los escritores tuvieron que inventar un tipo completamente nuevo de sociedad que no se basa en la escasez de bienes. Había notado que un tema que se repetía en mi trabajo era la transición de una mentalidad de escasez a una mentalidad de abundancia, así que quería entender cómo podría ser un mundo post-escasez en nuestro tiempo.

Quiero dejar algo claro: NO sigo el proceso que voy a describir con cada libro que leo. Este esfuerzo dura entre diez y veinte horas, por eso debe reservarse solo para los libros más importantes, impactantes y que supongan una experiencia transformadora. Piensa en ello como una lectura pasada por la centrifugadora a toda potencia, que normalmente solo usas en casos extremos.

Por lo general, los libros que leo cumplen con la mayor cantidad posible de estos tres criterios:

  1. Son interesantes y cautivan mi atención

2. Son únicos y tienen algo original que aportar

3. Son útiles para abordar problemas a los que mis lectores y yo nos enfrentamos

Los libros que resumo tienen que cumplir con un listón aún más alto. Tienen que ser tan interesantes, tan únicos y tan útiles que las horas que dedique a resumirlos me ahorre tiempo a largo plazo. En otras palabras, libros que son tan fundamentales para mi trabajo que al invertir el tiempo necesario para resumirlos, me ahorro el tiempo de tener que explicarlos una y otra vez.

Cuando te esfuerzas por resumir un libro entero, estás construyendo un puente entre tu audiencia y un tema sobre el que es poco probable que lea por sí mismos. Estás bajando el umbral de cuánto tiempo necesita alguien para acceder a sus ideas, de horas a minutos.

Construir puentes no es fácil, pero hoy es más importante que nunca. Todos estamos cada vez más inmersos en nuestra burbuja filtrada gracias a un algoritmo que nos alimenta solo con las creencias que ya poseemos. Parece que cada vez es más difícil descubrir puntos de vista que no sean los nuestros, y necesitamos embajadoras y traductores que estén dispuestos a hacer el trabajo de introducirnos a ideas ajenas que tal vez nunca encontraríamos por nuestra cuenta.

Pautas para hacer un resumen paso a paso

Si lees, es probable que te interese intentar resumir libros. Pero ¿cómo se hace? Llegamos a la parte práctica, la cual he acompañado de algunos vídeos.

Estos son los cinco pasos que sigo para ir desde la lectura de un libro hasta la publicación de un resumen en el blog:

  1. Leer y subrayar

2. Exportar lo subrayado

3. Resumen progresivo

4. Esquema o borrador

5. Escribir

Paso 1: Leer y subrayar

El primer paso es leer el libro. La mayoría de los libros se leen entre cinco y diez horas; esta resulta ser la mayor inversión de tiempo. Seguro que quieres evitar tener que repetir este paso más de una vez.

Para que puedas leer el libro de una sola vez, combinarás la lectura con el subrayado. El subrayar por sí mismo ha demostrado aportar menor beneficio en el aprendizaje, pero en mi opinión estas investigaciones no tienen en cuenta lo principal: subrayar no tiene que ser un fin en sí mismo. Es solo el punto de partida de un proceso mucho más largo.

Otros estudios han demostrado que el hecho de subrayar resulta en un pensamiento más profundo y una mejor retención. Yue et al dicen (la negrita es mía):

«[…] El hacerse preguntas mientras se subraya y la relectura deberían suscitar dos actividades beneficiosas para mejorar de la retención: una práctica de procesamiento y recuperación más intensa, que ha demostrado una y otra vez que mejora la retención (por ejemplo, Craik y Lockhart 1972; Roediger y Karpicke 2006) […] Subrayar en sí no es beneficioso, sino más bien es la forma en que el acto de subrayar cambia la manera en que el alumnado lee y piensa sobre el texto lo que es productivo».

Esta última frase es clave: subrayar es un eslabón esencial en una cadena de compromiso intenso con un texto. Permite leer eficientemente sin interrupciones constantes. Apenas te lleva unos segundos de más subrayar una palabra o frase que ya estás leyendo de todos modos.

La facilidad del subrayado digital es la principal razón por la que recomiendo los libros electrónicos. Los libros de papel tienen algo especial, y los libros electrónicos tienen sus defectos, pero subrayar es un aspecto de los libros electrónicos que es muy superior: solo tienes que irte a la frase que quieres destacar, pasar el dedo por encima y el texto queda resaltado.

Mi plataforma preferida es el Kindle de Amazon, porque me he encontrado con que el subrayado y la exportación son muy fiables. También uso ocasionalmente Apple Books para libros electrónicos de otras fuentes.

En el siguiente vídeo de 18 minutos, demuestro cómo se ve el resaltado del ebook en la aplicación Kindle para iPad mientras leo el libro Work Clean: The Life-Changing Power of Mise-En-Place to Organize Your Life, Work, and Mind:

Mientras leo, me hago constantemente las mismas tres preguntas que solía hacerme para decidir qué leer en primer lugar:

  • ¿Es único?
  • ¿Es útil?
  • ¿Es interesante?

Estas preguntas sirven como un triple objetivo que me permite enfocarme en el contenido más valioso.

Si no es único, algo que no he oído antes o que me sorprende, entonces, ¿qué sentido tiene repetirlo? La mayoría del contenidode la mayor parte de los libros es conocimiento general que puedes saltarte.

Si no es útil —información que aporta soluciones a problemas— entonces es relleno. Al exprimir los aspectos más prácticos y relevantes del libro le estás haciendo un gran favor a tus lectores y lectoras.

Si no es interesante —una idea sorprendente o atractiva que llama la atención— entonces solo diluirá el énfasis en los puntos que sí son interesantes. No importa cómo de útil es tu escritura si no puedes captar la atención de la gente.

Estas directrices pueden parecer sencillas, pero se necesita práctica para aplicarlas de manera consistente. Al leer, es tentador resaltar indiscriminadamente un párrafo entero (o página) con esa sensación de «seguro que algo de lo que hay aquí es interesante».

Por eso te animo a que te tomes un instante de más para preguntarte: «¿Qué es exactamente lo que vale la pena mantener de este párrafo o página?» Esos momentos previos de consideración te ahorrarán horas más tarde.

Aquí hay otras pautas útiles que he descubierto a lo largo de los años:

Consejos:

  • Subraya los títulos de los capítulos y los encabezamientos de las secciones, así te aseguras de que al exportar lo que has subrayado se conserva la estructura del libro.
  • Subraya las listas y resúmenes que se encuentran en el libro —el autor ya ha hecho el trabajo de resumir el contenido para ti—.
  • Destaca también los «subrayados populares» (una característica de algunos servicios de libros electrónicos como Kindle que muestra las frases que muchas otras personas han subrayado). Alguien ya ha señalado que estos pasajes son útiles para la comprensión del texto.

Advertencias:

  • No subrayes párrafos o páginas enteras: esto te dará mucho trabajo más adelante porque tendrás que averiguar lo que te sirve de esos fragmentos largos del texto.
  • No destaques historias enteras o ejemplos largos. Suelen ser demasiado largos, y siempre puedes volver a ellos si los necesitas.
  • No subrayes ideas o explicaciones que ya conoces, con las que estás de acuerdo o que podrías haber adivinado, concéntrate en lo que es novedoso, sorprendente y contrario a la intuición.

Paso 2: Exportar lo subrayado

Subrayar es un primer paso importante para reducir la cantidad de contenido con el que estás tratando por lo menos en un 90% (ya que de todos modos la mayoría de los ebooks no permiten exportar más del 10% del texto).

Sin embargo, estos fragmentos no sirven de nada si se quedan en el ebook. Para remezclarlos en algo nuevo, tienes que sacarlos de su contexto original y llevártelos a un entorno que tú controles.

Ese entorno es una aplicación de notas digitales. Yo utilizo la popular aplicación de notas Evernote, pero puedes utilizar una amplia variedad de aplicaciones similares como Microsoft OneNote, Bear, Notion o Roam Research. Lo importante es que tengas control sobre el contenido y que puedas editarlo como quieras.

Por supuesto, primero tenemos que extraer lo más destacable del libro y ponerlo en nuestras notas. En el siguiente video, explico cómo hacer esto con un ebook de Kindle usando una herramienta gratuita (Bookcision) y un servicio de pago (Readwise):

Puede parecerte extraño sacar lo subrayado de su contexto original y volcarlo todo en una sola nota. Pero es importante recordar que no has perdido todo ese contexto. Lo estás ocultando para que puedas concentrarte en las ideas más importantes.

Siempre puedes volver a él y revisar el libro original por cualquier cuestión, solo te llevará unos minutos. Esta es otra razón por la que prefiero Kindle, porque puedo abrir la aplicación de Kindle directamente en mi ordenador y todo lo que he subrayado se sincroniza, independientemente del dispositivo en el que haya subrayado en un primer momento.

Paso 3: Resumen progresivo

Ahora que tienes una colección de fragmentos que has decidido que son relevantes, es hora de comprimirlos aún más en el mejor de los mejores contenidos. Este es el propósito de mi método de Resumen progresivo.

La idea principal es la siguiente: cada pasaje que has resaltado y exportado contiene una idea. Pero hay dos problemas:

  1. No siempre está claro cuál es la idea principal

2. Necesitas algo de contexto para entender lo que significa esta idea

El resumen progresivo resuelve ambos problemas a la vez acercándose cada vez más a la idea principal en múltiples pasadas, de una forma claramente marcada que muestra el contexto necesario a su alrededor. Y lo hace en el flujo de la lectura para evitar interrupciones.

Aquí te enseño como funciona:

Esto es lo genial del resumen progresivo: no es que solo se pueda hacer poco a poco durante un largo período de tiempo, es que es así como se debe hacer.

Nadie tiene tiempo de sentarse y hacer varias pasadas sobre el mismo texto a la vez. E incluso si se hace, a menudo me doy cuenta de que esto resulta en peores resúmenes, ya que no se puede mirar el texto objetivamente después de tenerlo delante durante tanto rato.

Puedes y debes hacer una pasada a la vez, y el texto te estará esperando cuando vuelvas a él. He descubierto que cuanto más tiempo dejo entre pasadas, más objetivo puedo ser sobre lo que realmente vale la pena conservar.

A continuación os muestro el cronograma de mi resumen del libro How to Take Smart Notes. Nunca le di prioridad, nunca dejé de lado otros proyectos para darle cabida, y tampoco me puse una fecha límite.

Terminé invirtiendo unas 18 horas en todo el proceso, distribuidas en siete meses. Eso se traduce en sólo unos 45 minutos por semana de media. Como la otra docena de ebooks de Kindle que suelo tener activos en un momento dado, avancé con ellos cuando me apetecía y cuando me sobraba un poco de tiempo.

Después de resumir progresivamente lo que habías subrayado, pasas del 10% del libro a alrededor del 1%. Ese 1% constituye el material más rico, denso, interesante y único. Es el núcleo de lo más ingenioso, y el resto del libro gira alrededor de él.

En lugar de perder esas joyas en un mar de ejemplos y explicaciones, las convertirás en los pilares centrales de tu resumen.

Paso 4: Esquematizar

El cuarto paso es cuando tu creatividad y tu voz pasan al primer plano.

Hasta ahora, has trabajado exclusivamente con un texto que otra persona ha escrito. Has identificado y extraído las mejores ideas y ahora es el momento de reorganizarlas. Esto requiere que tomes múltiples decisiones.

Ahora es el momento de distinguir entre las ideas extraordinarias y las que son simplemente buenas. Considera hacerte preguntas como «¿A qué ideas quiero asociar mi reputación? ¿Cuáles merecen horas de escritura, reescritura y difusión al mundo? ¿Qué argumentos o explicaciones pueden mejorar mi resumen?».

Lo que hace posible responder a estas preguntas es el trabajo previo que has hecho al comprimir el libro en un número reducido de piedras preciosas, ya que no se puede hacer un esquema con fragmentos larguísimos del texto. Los puntos de enumeración exigen concisión.

En el siguiente vídeo demuestro cómo usar las capas de resumen que apliqué en el paso anterior para saltar rápidamente de un punto principal al siguiente, de modo que puedas usarlos en tu propio esquema:

El esquema debe ser jerárquico, reflejando la estructura que seguirá tu resumen final:

  • Punto principal
    • Punto de apoyo
    • Punto de apoyo
    • Punto de apoyo
  • Punto principal
    • Punto de apoyo
    • Punto de apoyo
    • Punto de apoyo
  • Punto principal
    • Etc.

Esta estructura permite que la vista salte rápidamente de un punto principal a otro para ver si tienen sentido y si están en el orden correcto. Y si quieres poner el foco en cualquiera de los puntos principales, solo tienes que mirar hacia abajo y hacia la derecha.

La esquematización es el único paso que recomiendo encarecidamente que se complete en una sola sesión. Lo hemos pospuesto el mayor tiempo posible, pero en esta etapa es necesario que te quedes con los puntos principales en la mente de una sentada. Solo entonces podrás compararlos, contrastarlos e interconectarlos en una estructura mental. Para evitar tener que hacerlo más de una vez, es mejor crear el esquema en una sola sesión.

Paso 5: Escribir

Hemos llegado al paso final: escribir el resumen.

Si has seguido los pasos anteriores, esta es de alguna forma la parte más fácil. Ya has pensado y tomado las decisiones necesarias. Has decidido qué partes son las más importantes, has enfatizado los pasajes más relevantes en múltiples capas, y los has puesto en un orden con sentido para ti.

El paso final consiste en ensartar las perlas de sabiduría que has seleccionado cuidadosamente en un precioso collar que sea lógico. Como en tus notas tienes todo el contexto que necesitas, puedes extender el proceso de escritura en el tiempo. Si te interrumpen o tienes que dejarlo de lado durante días o incluso semanas, las notas te permitirán retomarlo justo por donde te quedaste.

En esta etapa ya se han decidido todas las difíciles cuestiones conceptuales y estratégicas, lo que significa que ahora puedo centrar toda mi atención en la escritura: qué lenguaje usar, las metáforas y los ejemplos, no ser redundante, desafiar las hipótesis existentes, etc. El estado de fluidez en el que entro es palpable y fascinante, porque nunca tengo que detenerme para buscar algo. No me afecta el FOMO («temor a perderme algo») si tengo que eliminar material, porque puedo guardarlo en mis notas para utilizarlo en otro momento.

En este último vídeo, paso a escribir mi resumen con mis propias palabras:

Aquí dejo mis pautas para la etapa final de la escritura al resumir libros.

PERSONALIZA EL LENGUAJE PARA TU AUDIENCIA

Puedes ser más específico y concreto con tus palabras que el libro original porque estás escribiendo para una audiencia mucho más reducida y específica. Utiliza términos que ellos conozcan y con los que se relacionen.

OMITE LAS PARTES QUE SON ABURRIDAS, OBVIAS, O DEMASIADO LARGAS

Cada palabra de tu resumen le quita el énfasis a todo lo demás, así que no temas dejar fuera incluso capítulos enteros si no son relevantes. No estás escribiendo un resumen completo y oficial, estás escribiendo una versión comisariada y resumida de las partes que te parecen relevantes.

SÉ SELECTIVA CON EJEMPLOS Y METÁFORAS

Los ejemplos son importantes, pero también suelen ser bastante largos, así que sé muy selectiva con los que incluyas. O mejor aún: añade ejemplos y metáforas propios de cómo se aplican las ideas en tu trabajo y en tu vida.

NO INCLUYAS CITAS A MENOS QUE SEA ABSOLUTAMENTE NECESARIO

He descubierto que usar demasiadas citas directas interrumpe el flujo de la lectura, y convierte su elaboración en una reseña en lugar de un resumen. En cambio, es mucho más impactante traducir completamente las palabras del autor a las tuyas propias. Algunas citas breves están bien, pero cuantas menos, mejor.

EL PODER DE LA SELECCIÓN

Estamos viviendo en medio de una «infodemia», un término acuñado por la Organización Mundial de la Salud que supone «una cantidad excesiva de información sobre un problema, que hace difícil identificar una solución». No solo en el ámbito de la salud, sino en todas las áreas de la vida estamos ahogándonos una cantidad de información que está lejos de ser razonable para cualquier persona.

Todos y todas debemos convertirnos en moderadores de la información que consumimos, como si fuéramos curadoras de arte. La conservación ha evolucionado de una profesión especializada hasta tratarse de simplemente mantenerte informado sobre tu campo. Sin embargo, al hacer el trabajo de seleccionar la información para nosotras mismas, también tenemos la oportunidad de aportar el conocimiento que hemos conseguido al resto.

Al tomarnos el tiempo para curar y resumir el trabajo de otras personas, ofrecemos a la gente una forma de acceder a ideas que no tendrían tiempo de investigar por sí mismas. Puedes bajar el listón de la cantidad de esfuerzo que se necesita para comprometerse con una nueva idea, de una manera que informe y al mismo tiempo sea entretenida. Más que nunca, necesitamos curadores y curadoras que estén dispuestas a destilar lo que saben a lo esencial y luego entregar ese conocimiento de manera atractiva y comprensible.

El trabajo de selección no es fácil, pero por eso es tan valioso. Requiere sensibilidad, creatividad y coraje. Como curadora, tu reputación está en juego, lo cual lo convierte en un acto creativo en sí mismo. No obstante, tenemos que ir más allá de compartir un enlace y añadir una ocurrencia. Eso es lo que hacemos en las redes sociales, y a menudo lleva a más malentendidos que al entendimiento. Tenemos que añadir una capa extra de valor: el contexto y la perspectiva que se alcanzan al comprometerse profundamente con ideas nuevas.

Escrito por:Guía Carmona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s