La foto de esta entrada está hecha por mi amigo Martin. Aquí podéis ver su trabajo, es una maravilla y podéis usarlo bajo licencia Creative Commons ♥ gracias Martin.

Una de las preguntas que más surgen alrededor del Zettelkasten cuando se han interiorizado los conceptos básicos es: ¿cómo organizo mis notas, cómo encuentro lo que he escrito de nuevo? ¿Hay diferencias entre el sistema en papel que usaba Luhmann y el sistema digital que predomina ahora?

Aquí ya hablé de los tres tipos de notas elementales del Zettelkasten. Esta entrada pretende ser una introducción a otros dos tipos de notas que ofrecen estructura y que facilitan encontrar puntos de partida e hilos de pensamiento dentro del Zettelkasten.

El índice se puede entender como una puerta de entrada general y los clústeres como entrada a hilos de pensamiento más maduros (que no definitivos).

Índice

El índice es la forma de empezar a conversar sobre un tema en particular. Es posible que lo que hayas recogido sobre un tema hasta ahora no forme todavía un argumento coherente, por eso tiene cabida en el índice.

Según Sönke Ahrens en El método Zettelkasten:

«Después de añadir una nota al Zettelkasten, tenemos que asegurarnos de que se puede encontrar de nuevo. Para eso está el índice. Luhmann escribió un índice a máquina en las tarjetas que usaba como notas. En el Zettelkasten, las palabras clave pueden añadirse fácilmente a una nota en forma de etiquetas y así aparecerán en el índice. Deben escogerse con cuidado y de forma limitada. Luhmann añadía el número de una o dos (rara vez más) notas junto a una palabra clave en el índice (Schmidt, 2013, 171). La razón por la que fue tan económico con las notas por palabra clave y por la que nosotros también debemos ser muy selectivos radica en la forma en que se utiliza el Zettelkasten. No debe utilizarse como un archivo del que simplemente sacamos lo que introdujimos antes, sino como un sistema para pensar, en el que las referencias entre las notas son mucho más importantes que las referencias del índice a una sola nota. Centrarse exclusivamente en el índice significaría básicamente que siempre sabemos de antemano lo que estamos buscando, y para eso deberíamos tener un plan completamente desarrollado en la cabeza.

Este sistema puede hacer mucho más que darnos solo lo que le pedimos: también nos puede sorprender recordándonos ideas que habíamos olvidado por completo y desencadenando otras nuevas. Este elemento crucial de sorpresa entra en juego a nivel de las notas interconectadas, no cuando buscamos entradas particulares en el índice. La mayoría de las notas se encontrarán a través de otras notas. La organización de las notas se basa en la red de referencias del Zettelkasten, así que todo lo que necesitamos del índice son puntos de entrada. Unas pocas notas elegidas con cuidado son suficientes para cada punto de entrada. Cuanto más rápido pasemos del índice a las notas concretas, más rápido pasaremos de las ideas mentalmente preconcebidas al nivel de contenido interconectado, rico en hechos y datos, en el que podemos llevar a cabo un diálogo con el Zettelkasten.

Aunque no obtendremos una visión general de todo el Zettelkasten (igual que nunca obtendremos una visión general de toda nuestra memoria interna), podemos obtener una visión general de un tema específico. Como la estructura de los temas y subtemas no llega del exterior, sino que es el resultado de nuestro pensamiento, también están sujetos a consideraciones y alteraciones continuas. Por lo tanto, la consideración de cómo estructurar un tema también se da en el caso de las notas, y no a un nivel metajerárquico. Podemos proveernos de una visión general (temporalmente válida) sobre un tema o subtema con solo escribir otra nota. Si luego enlazamos desde el índice esta nota, tenemos un buen punto de entrada».

Clúster

Los clústeres son notas que ofrecen una visión general sobre un tema. Al contrario que las notas del índice, suelen ser notas con títulos más descriptivos y suelen contener una pregunta o cuestión.

Según Sönke Ahrens en El método Zettelkasten:

Se trata de notas (…) que suelen utilizarse como punto de entrada a un tema que ya se ha desarrollado hasta tal punto que se necesita una visión general o, al menos, resulta útil tenerla. En notas como esta se pueden recopilar enlaces a otras notas relevantes sobre el tema o cuestión, preferiblemente con una breve indicación de lo que se puede encontrar en ellas (un par de palabras o una frase corta es suficiente). Este tipo de nota ayuda a estructurar los pensamientos y puede ser visto como un paso intermedio hacia el desarrollo de un manuscrito. Sobre todo, ayudan a orientarse dentro del Zettelkasten. Sabrás cuándo necesitas escribir una. Luhmann recogió hasta 25 enlaces a otras notas de este tipo desde las notas de entrada. No tienen por qué escribirse de una sola vez, ya que los enlaces se pueden añadir con el tiempo, lo cual muestra de nuevo cómo los temas pueden crecer de forma orgánica. Lo que creemos que es relevante para un tema y lo que no lo es depende de nuestra comprensión actual y debe ser un tema que nos tomemos bastante en serio: define tanto una idea como los hechos en los que se basa. Lo que consideramos relevante para un tema y la forma en que lo estructuramos cambiará con el tiempo. Este cambio podría dar lugar a otra nota con una estructura temática diferente y más adecuada, que luego podría considerarse como un comentario a la nota anterior. Afortunadamente, no hará que todas las demás notas sean redundantes. Como se ha mencionado antes, todo lo que tenemos que hacer es cambiar la entrada en el índice a esta nueva nota o indicar en la antigua nota que ahora hay una nueva estructura que consideramos más adecuada».

Estas secuencias de notas son la columna vertebral del desarrollo del texto. Combinan las ventajas de un resumen con un orden temático. Un orden puramente temático tendría que organizarse de arriba hacia abajo y requiere un orden jerárquico de antemano. Un orden puramente abstracto no permitiría que los grupos de ideas y los temas se construyeran de abajo hacia arriba. Las notas individuales se mantendrían en su mayoría independientes y aisladas con solo referencias unidimensionales, más o menos como una Wikipedia personal despojada del conocimiento y la capacidad de comprobación de los hechos por parte de la comunidad».

Un orden más flexible de secuencias permite la libertad de cambiar el curso cuando sea necesario y proporciona suficiente estructura para aumentar su complejidad. Las notas son tan valiosas como la red de notas y referencias en las que están integradas.

Escrito por:Guía Carmona

2 comentarios en “Índice y clúster

  1. Sigo nutriendo mi Zettelkasten y es maravilloso ir viendo cómo las propias inquietudes y la vida en general te van llevando, como bien dices, de forma orgánica, a escribir/pensar sobre temas que ni contemplabas o a enlazar ideas de maneras inéditas, yendo por caminos inexplorados.

    A la hora de dialogar con mi Zettelkasten, lo que más le cuesta a mi cerebro es lidiar con la idea de que no hay una estructura cerrada y preestablecida, pero, superada esa barrera inicial, es precisamente ahí donde radica para mí la potencialidad y la magia del Zettelkasten.

    ¡Gracias por tus aportaciones, Guía! Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s